Restaurantes venezolanos en Barcelona (I)

¡Hola maleter@!

En el master que estoy haciendo hay gente de todas las nacionalidades, y además de aprender un montón sobre distintas culturas también estoy descubriendo nuevas cocinas, entre ellas la venezolana. Probé por primera vez las arepas en casa de un amigo venezolano (hechas por él) y desde entonces siempre que puedo las pido cuando voy a restaurantes con comida del Caribe.

El último restaurante venezolano al que fui en Barcelona se llama Caña de azúcar, un restaurante con una carta bastante original. Se podría decir que son platos tradicionales pero cocinados de forma innovadora, no es la comida de la abuela (amigos venezolanos, si me equivoco comentad y corregid porfa 🙂 ).

Varios amigos nos habían recomendado el local, y la verdad que no defraudó. Comida riquísima, una decoración moderna y agradable y un gran servicio. Nos habían dicho que los precios eran más altos que los de otros restaurantes venezolanos que frecuentamos, pero era un cena especial con mi chico y nos dimos el capricho.

img_20160902_211032

Pedimos todo para compartir, así probábamos más cosas 🙂

Entrante. Vuelta a la vida.

Empezamos con el plato “Vuelta a la vida”: pulpo marinado en lima y fruta de la pasión sobre carpaccio de aguacate, salsa roja quemada y tostón. Delicioso. Una combinación de sabores muy nueva para nosotros, la mayoría ingredientes conocidos pero cocinados de otra forma, muy fresco y lleno de sabor. El tostón de plátano me pareció un acompañante ideal.

img_20160902_212136

Principales. Reina pepiada y arepa del día.

Después compartimos dos platos de arepas: la clásica reina pepiada y la arepa del día. Cada plato trae dos arepas así que es perfecto para compartir entre dos.

Nuestros amigos nos dijeron a posteriori que la arepa “Caña de azúcar” está riquísima, nos queda apuntada en la lista esperando a la siguiente visita.

whatsapp-image-2016-09-29-at-23-17-49img_20160902_214425

La arepa de reina suele llevar carne de pollo, aguacate y mayonesa. Pero la reina pepiada de Caña de azúcar tiene un toque especial: en lugar de pollo desmigado lleva alitas de pollo deshuesadas, la cebolla va caramelizada y no lleva mayonesa sino crema agria.

La otra arepa tenía como ingrediente principal tataki de atún marinado en salsa de soja, algo que nos sonó muy fresco e innovador y nos invitó a pedirla. Para completar llevaba aguacate y más condimentos que no recordamos (la camarera nos los dijo rápido y no estaba en la carta), pero que le quedaban genial.

Además, lo que es la arepa es más fina y está más tostada que una arepa normal, como veis en las fotos parece casi un bocadillo o sándwich. A mi todo lo que sea crujiente me chifla así que esta nueva versión de la arepa tiene en mí una fiel seguidora.

Y de postre… unos combinados.

Después del entrante y las arepas acabamos bastante llenos así que decidimos cambiar el postre por unos combinados. Yo me tomé un Catalina (Maracuyá fresca, Ron Pampero Aniversario y Licor de naranja acanelado) y mi pareja se tomó un Benito (Mora fresca, Martini blanco, Ginebra, Amaretto y tónica artesanal).

img_20160902_220617 img_20160902_220724

Ambos cócteles estaban preparados con esmero, mirad en la foto que bonitos nos los pusieron. Para mi gusto estaban un poco fuertes (ten en cuenta que yo soy de las que bebe mojito suave), pero tenían muy buen sabor y fue una forma perfecta de acabar la cena.

¡Hasta pronto!

1 comentario

  1. El Pana de las arepas dice: Responder

    Increíble restaurant e inmejorable post mi Pana! Que grande!!!! Espero acompañarlos la próxima y probamos la arepa especial – Pero esta vez dejamos espacio para el postre… un abrazooo

Deja un comentario