Archipiélago de San Blas: islas vírgenes en Panamá

Panama San Blas

Visitando la comarca indígena Guna Yala

Panamá tiene 5 comarcas indígenas, que son territorios autónomos gobernados por los habitantes nativos del país. En nuestro viaje a Panamá tuvimos la suerte de visitar la comarca de Kuna Yala (nombre oficial hasta 2010), también conocida como San Blas, un archipiélago en el mar Caribe compuesto por más de 365 islas.

Comarcas Panamá

El camino a San Blas

Nosotros viajamos en grupo y todo fue organizado por una amiga panameña que tiene contactos entre los locales. Ellos se encargaron del transporte de Ciudad de Panamá a las islas (barco y carretera), de llevarnos a la isla que tocaba en cada momento y de contratar alojamiento y comidas para nosotros. Me sorprendió ver como se organizan dentro de la comunidad indígena. Las islas más cercanas a la costa están llenas de cabañas, animales y gente, es donde los nativos del lugar viven. A medida que te alejas de tierra, las islas se van haciendo más pequeñas y exóticas (llegamos a ver una isla que era un trocito de tierra y tres palmeras, nada más). Allí es donde acogen a los turistas y solamente viven una o dos familias que se encargan de preparar las comidas y asegurarse de que todo esté bien. Unos te llevan en barco, otros te dan de comer, otros te alojan, puede que entre ellos tengan varias empresas pero mi percepción desde fuera es que lo tienen organizado para darse trabajo unos a otros y vivir todos del turismo.

El trayecto de Ciudad de Panamá a San Blas nos llevó aproximadamente 2h y media y fuimos en 4×4 conducidos por indígenas. La carretera es sinuosa y con muchos sube y baja, no vale cualquier coche para pasar, y considerando sus curvas nosotros agradecimos ir con conductores expertos. Durante el trayecto pasamos la frontera de entrada a la comarca (es territorio realmente independente). Pagamos 20$, el conductor comentó algo con el guardia del control en su idioma, nos revisaron el pasaporte (es importantísimo no olvidarlo) y ya estábamos en Guna Yala 🙂

Panama San Blas

Comida en Isla Tortuguita

Al llegar a puerto nos cayó un chaparrón y durante el viaje en barco a las islas nos guardaron todas las cosas porque las olas salpicaban mucho, así que no hay fotos de la travesía. Pero como bien decía mi amigo Curro “bienvenida al Caribe”.  El archipiélago consta de más de 300 islas así que durante nuestro trayecto hasta el destino (cuando el clima y la velocidad de la lancha lo permitía) fue un regalo para los ojos. La lluvia así como vino se fue, y tan pronto llegamos a la primera isla disfrutamos del sol, del agua y de una comida espectacular.

Panama San Blas
Deliciosa langosta
Panama San Blas
La vida en el paraíso de Isla Tortuguita

Noche en Tuba Senika

Después de la deliciosa comida nos llevaron a la isla que nos alojaría aquella noche: Tuba Senika. Éramos un grupo de 20 y pasamos 24h en la isla. La isla tenía lo mínimo: las cabañas donde dormimos, las cabañas donde viven los habitantes de la isla y otra con mesas en donde nos servían las comidas y también se vendía artesanía hecha por las nativas.

En nuestro caso las cabañas eran de 4 a 6 personas, en nuestra isla no había cabañas de dos pero en otras islas sí que existía es opción.  En cuanto a comodidades de la vida moderna, en la isla teníamos baños con agua corriente, más parecido a lo que te puedas encontrar en un camping que a los de un hotel. Además, de 8 a 11 conectaron la luz eléctrica (tienen paneles solares para generar energía) y disfrutamos de una velada de lo más agradable.

Si planeas viajar a San Blas, asegurate de saber bien a qué isla vas y que servicios ofrece. A nosotros nos dieron de cenar, desayunar y comer al día siguiente, pero no había un “bar”. Así que las bebidas (agua, cerveza, etc), los vasos, fruta y otros snacks los llevamos con nosotros desde Ciudad de Panamá en neveras portables.

San Blas es un sitio ideal para ir a desconectar del mundo, solo o en compañía. El paisaje es precioso y se respira paz, no hay nada que hacer más que relajarse, tumbarse al sol y bañarse en las calientes aguas del mar Caribe. Verás en las fotos que había muuuchas palmeras que crecían por doquier, así que si te gusta el agua de coco también puedes tomar una recién cogida del árbol.

El mejor recuerdo que me llevo de esa isla está grabado en mi retina porque la cámara no lo pudo captar. Pero ni yo ni nadie de mi grupo vio nunca un cielo igual. El sonido del mar, la oscuridad completa, y las miles de estrellas que nos rodeaban.  Simplemente sobrecogedor, indescriptible, espectacular.

Panama San Blas
Felicidad en el paraíso
Panama San Blas
Palmeras 🙂
Panama San Blas
Mi descripción del paraíso
Panama San Blas
Nuestra humilde morada
Panama San Blas
El poblado
Panama San Blas
Mujer indígena con traje típico trenzando una pulsera a una amiga (como la que ella lleva en las piernas)
Panama San Blas
Bebé palmera
Panama San Blas
Se encontraban palmeras naciendo por toda la isla
Panama San Blas
Lo bueno siempre mejor en compañía

Deja un comentario